sábado, mayo 18, 2024

Regístrate aquí

Ventajas de la siesta corta: Un impulso para un cerebro sano

Disfrutar de una siesta regular puede ser la clave para mantener un cerebro sano y en plenitud durante más tiempo.

Una exhaustiva investigación del University College de Londres (UCL) ha demostrado que aquellas personas que duermen regularmente unos treinta minutos durante el día poseen un cerebro aproximadamente 15 centímetros cúbicos más grande que los que no lo hacen, lo que retrasa su envejecimiento entre tres y seis años.

La doctora Victoria Garfield, quien participó en dicho estudio, describió los hallazgos como “bastante novedosos y emocionantes”, señalando que todos podríamos beneficiarnos de aquella natural experiencia.

Según los estudios una siesta de 30 minutos durante el día permitiría un cerebro aproximadamente 15 centímetros cúbicos mayor. A la izquierda un cerebro normal y a la derecha un cerebro envejecido.

Aunque en la sociedad actual es casi imposible tomar una siesta en la mayoría de los centros de trabajo y casi nadie lo hace en su cotidiano vivir, es esencial comprender que puede ser una práctica muy beneficiosa para nuestro organismo. La doctora Garfield destaca la importancia de considerar seriamente la siesta como una forma relativamente fácil de cuidar la salud cerebral, en comparación con otras acciones más desafiantes como perder peso o mantener una rutina de ejercicios. Sin embargo, parece que hace mucho tiempo que las empresas japonesas comprendieron la premisa de una siesta corta.

En el Japón comprendieron la importancia que los trabajadores hagan una siesta de 30 minutos.

Aunque dormir la siesta puede retrasar el envejecimiento natural del cerebro, su papel en la prevención de enfermedades como el Alzheimer aún no está completamente claro. Lo que sí está demostrado es que el no dormir bien y tener un sueño perturbado maltrata el cerebro, ya con el paso de los años éste se inflama dañando así sus células y permitiendo que surjan enfermedades como la demencia.

Considerando ello, la investigadora uruguaya Valentina Paz, de la Unidad del MCR para la salud y el envejecimiento de UCL, sostiene que “dormir la siesta con regularidad podría proteger contra la neurodegeneración al compensar el sueño deficiente”, lo que refuerza su importancia en el cuidado cerebral. No obstante, enfatiza que no se trata simplemente de encontrar un lugar cómodo para cabecear en el trabajo, sino de promover el bienestar cerebral de manera integral.

“No se trata simplemente de encontrar un lugar cómodo para cabecear en el trabajo, sino de promover el bienestar cerebral de manera integral”.

El estudio sobre los beneficios de la siesta ha sido un desafío para los científicos, ya que, si bien puede mejorar la salud cerebral, también puede causar fatiga y la necesidad de dormir más. Para demostrar sus beneficios, se utilizó una técnica novedosa basada en el ADN de nacimiento.

Los resultados del estudio fueron publicados en la revista Sleep Health, y demostraron, luego de analizar los datos de 35,000 personas entre 40 y 69 años, que existe una diferencia de 15 centímetros cúbicos más en el volumen cerebral de aquellos propensos a dormir siestas en comparación con los que no lo hacían, lo que significa que el cerebro de los últimos envejecerá entre 2,6 y 6,5 años más rápidamente.

Según los estudios la falta de siesta podría envejecer el cerebro entre 2,6 a 6,5 años más rápidamente.

Por su parte, la profesora Tara Spires-Jones, de la Universidad de Edimburgo y presidenta de la Asociación Británica de Neurociencia, destaca los resultados de la investigación ya que se reafirma la importancia del sueño para el bienestar cerebral. “Me gustan las siestas cortas los fines de semana y este estudio me ha convencido de que no debería sentirme perezosa haciendo la siesta. Puede que incluso esté protegiendo mi cerebro”, apunta Spires-Jones.

En resumen, dormir una breve siesta durante el día puede brindar beneficios para el cerebro y contribuir a una vida más saludable y llena de energía, mejorando considerablemente nuestra calidad de vida.

Otros artículos

Últimos Articulos