domingo, julio 21, 2024

Regístrate aquí

Dengue: lo que debes saber

En medio de las noches cálidas de verano, cuando el zumbido de los mosquitos parece ser la banda sonora inevitable, surge una preocupación que va más allá de las picaduras molestas: la diferencia entre el mosquito del dengue y su pariente común. A menudo son confundidos por su apariencia similar, estos dos insectos llevan consigo implicaciones de salud significativas. Aquí exploraremos las características distintivas de cada uno y por qué es importante reconocerlas.

Historia corta

La etimología del término “dengue” se vincula con un término suajili que describe el sufrimiento del paciente con fuertes dolores de huesos. Transmitido por el mosquito Aedes aegypti, ha sido estudiado desde que el médico y científico cubano Carlos Juan Finlay, lo identificó como vector de enfermedades como la fiebre amarilla en 1881. A pesar de que Finlay los descubrió y que 7 veces fue nominado al Premio nobel, nunca le dieron el galardón.

Carlos Juan Finlay identificó al Aedes aegypti, como vector de enfermedades como la fiebre amarilla en 1881.

Aunque existen registros antiguos que mencionan una enfermedad similar en China durante la Dinastía Jin (266 al 420 d.C.), los primeros brotes confirmados en América Latina datan del siglo XVII; mientras que en Asia, se observaron casos a partir de 1779 en Java y 1780 en Filadelfia.

La enfermedad, con raíces en África, se propagó por América mediante los barcos esclavistas, y su historia, incluye brotes notables en Cuba y Venezuela en el siglo XX. Aunque erradicado temporalmente, resurgió en la mayoría de los países desde 1980, con la OMS señalando su endemismo en más de 100 países.

La enfermedad, con raíces en África, se propagó por América mediante los barcos esclavistas.

La incidencia mundial ha aumentado, especialmente en regiones como las Américas y Asia. A pesar de reducciones temporales, el dengue sigue siendo un problema de salud pública influido por factores como el crecimiento poblacional y el cambio climático. (Ver al final las estadísticas de la OPS).

Culicidae vs. Aedes aegypti

El mosquito común, perteneciente a la familia Culicidae, es una especie ampliamente extendida que se encuentra en todo el mundo. Por lo general, son insectos pequeños de color gris o marrón con cuerpos delgados y alas transparentes.

Estos mosquitos suelen ser activos durante las horas del día y la noche, y se alimentan de néctar de plantas como su principal fuente de energía. Las hembras, sin embargo, también requieren sangre para desarrollar sus huevos, lo que las lleva a buscar a los seres humanos y otros animales como hospedadores.

Estos mosquitos suelen ser activos durante las horas del día y la noche, y se alimentan de néctar de plantas como su principal fuente de energía.
El mosquito del dengue

Por otro lado, el mosquito del dengue, científicamente conocido como Aedes aegypti, es un vector importante para enfermedades como el dengue, el zika y el chikungunya.

A diferencia de su contraparte común, el Aedes aegypti tiene algunas características distintivas que lo hacen reconocible. Este mosquito es más grande que el común, puede medir alrededor de 5-10 mm, su cuerpo es oscuro con patas rayadas en blanco y negro.

Además, su postura cuando está en reposo es característica: con el abdomen apuntando hacia arriba en un ángulo casi perpendicular al suelo. Es oscuro (negro) con escamas blancas plateadas que le dan a las patas un aspecto de bandeado y unas características bandas en el tórax a modo de lira.

El Aedes aegypti es principalmente activo durante el día, lo que lo diferencia de otros mosquitos que son más activos durante la noche.

Este mosquito es más grande que el común, puede medir alrededor de 5-10 mm, su cuerpo es oscuro con patas rayadas en blanco y negro.
Importancia de conocer la diferencia

La distinción entre el mosquito del dengue y el mosquito común es crucial por varias razones. En primer lugar, el Aedes aegypti es un vector conocido para enfermedades graves que pueden tener consecuencias graves para la salud humana.

Reconocer sus características distintivas puede ayudar a las personas a tomar medidas de prevención adecuadas, como eliminar los criaderos de mosquitos en sus hogares y protegerse de las picaduras. Además, la identificación precisa de especies de mosquitos es fundamental para las autoridades de salud pública en la vigilancia y el control de enfermedades transmitidas por vectores.

Reconocer sus características distintivas puede ayudar a las personas a tomar medidas de prevención adecuadas.
Curiosidades del mosquito del dengue: misteriosos viajeros del aire

En el vasto y a menudo incomprendido mundo de los insectos, hay uno en particular que despierta preocupación y fascinación: el Aedes aegypti. Más allá de ser un simple zumbido, este pequeño pero poderoso insecto alberga una serie de curiosidades que vale la pena conocer. Desde su capacidad de vuelo hasta su comportamiento migratorio. Aquí algunas de las curiosidades más intrigantes sobre el Aedes aegypti.

Distancia máxima de vuelo

Aunque los mosquitos del dengue pueden parecer criaturas pequeñas y frágiles, tienen una capacidad de vuelo sorprendentemente robusta. Estos intrépidos insectos pueden volar distancias significativas en busca de alimento y criaderos de agua estancada. Se estima que el Aedes aegypti puede volar de 30 a 100 metros y raramente hasta 400 metros, lo que le permite moverse entre áreas urbanas y rurales en busca de recursos.

El Aedes aegypti puede volar de 30 a 100 metros y raramente hasta 400 metros, lo que le permite moverse entre áreas urbanas y rurales en busca de recursos.

Altura máxima de vuelo

A pesar de su tamaño diminuto, el mosquito del dengue también tiene la capacidad de volar a alturas impresionantes. Se ha documentado que pueden elevarse hasta 25 metros sobre el suelo en busca de víctimas potenciales. Esta habilidad les permite alcanzar humanos y otros animales que se encuentran en diferentes niveles de altura, lo que aumenta su eficacia como vectores de enfermedades.

Comportamiento de alimentación

El comportamiento alimentario del mosquito del dengue es fascinante y a la vez alarmante. A diferencia de otros mosquitos que prefieren alimentarse durante la noche, el Aedes aegypti es principalmente activo durante el día, especialmente en las primeras horas de la mañana y al atardecer. Se alimenta cada 3 – 4 días; sin embargo, si no pueden extraer suficiente sangre, continúan alimentándose cada momento que pueden.

Además, estas hembras tienen una preferencia particular por la sangre humana, lo que las convierte en vectores altamente eficientes para enfermedades como el dengue, el zika y el chikungunya. Y es que, la hembra necesita sangre humana para el desarrollo de sus óvulos y para su metabolismo. El macho no se alimenta de sangre.

A pesar de su tamaño diminuto, el mosquito del dengue también tiene la capacidad de volar a alturas impresionantes en busca de alimentarse.

Adaptación al ambiente urbano

Una de las curiosidades más notables sobre el mosquito del dengue es su capacidad para adaptarse a la vida en la ciudad. El Aedes aegypti ha desarrollado una estrecha asociación con estos entornos, encontrando refugio en áreas densamente pobladas y reproduciéndose en recipientes con agua estancada. Esta adaptación ha contribuido a su éxito como vector de enfermedades en zonas urbanas de todo el mundo.

¿Dónde vive realmente este insecto?

Contrario a algunas creencias previas, el Aedes aegypti, es considerado un mosquito doméstico. Esto significa que su hábitat principal es cerca y dentro de las casas. La OPS enfatiza que este mosquito se reproduce en cualquier recipiente que contenga agua.

Una de las curiosidades más notables sobre el mosquito del dengue es su capacidad para adaptarse a la vida en la ciudad. Y encontró refugio en áreas densamente pobladas y reproduciéndose en recipientes con agua estancada.

Lugares de reproducción

El Ministerio de Salud de Argentina proporciona información adicional sobre los lugares donde el Aedes aegypti se cría. Contrario a lo que se podría pensar, este mosquito no se desarrolla en charcos, zanjas, lagos, lagunas o ríos. En cambio, su hábitat se centra en recipientes artificiales que contienen agua, como tapas de refrescos, baldes o tachos y lugares similares.

Presencia en áreas naturales

Aunque es poco común, el mosquito del dengue puede encontrarse en espacios naturales como huecos de árboles o entre las plantas que acumulan agua. Sin embargo, su presencia en grandes espacios verdes es rara, a menos que haya un vertedero de basura cercano que proporcione condiciones adecuadas para la reproducción.

Aunque es poco común, el mosquito del dengue puede encontrarse en espacios naturales como huecos de árboles o entre las plantas que acumulan agua.

Condiciones ideales de cría

El mosquito del dengue prefiere criarse en lugares sombríos y húmedos, ya que esto garantiza que la temperatura del agua en los recipientes no alcance niveles letales para los huevos, larvas y pupas. Los sitios oscuros también ayudan a mantener la humedad necesaria para la supervivencia de los adultos.

En resumen, el mosquito del dengue tiene un hábitat específico que se centra en el entorno doméstico y en recipientes artificiales que contienen agua. Aunque puede encontrarse ocasionalmente en áreas naturales, su adaptación al ambiente urbano lo convierte en una amenaza significativa para la salud pública en las áreas urbanas y suburbanas.

El mosquito del dengue prefiere criarse en lugares sombríos y húmedos, ya que esto garantiza que la temperatura del agua en los recipientes.

Ciclo de vida

El mosquito puede completar su ciclo de vida, desde el huevo hasta el adulto, en 7-10 días; los mosquitos adultos generalmente viven de 4 a 6 semanas.

Ciclo de vida.

Prevención y control

Independientemente de la especie, la prevención y el control de los mosquitos son elementos clave en la lucha contra las enfermedades transmitidas por estos insectos.

-Eliminar todos los recipientes en desuso que puedan acumular agua (como latas, botellas, neumáticos).

-Cambiar el agua de bebederos de animales, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa, cada 3 días.

-Mantener los patios y jardines limpios, ordenados y desmalezados. 

-Tapar los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua. 

-Usar repelentes (también ambientales, como tabletas y espirales).

-Utilizar ropa clara que cubra los brazos y las piernas en actividades al aire libre.

-Colocar mosquiteros en puertas y ventanas.

-Usar ventiladores o aire acondicionado en las habitaciones.

Independientemente de la especie, la prevención y el control de los mosquitos son elementos clave en la lucha contra las enfermedades transmitidas por estos insectos.
Es vital el acompañamiento de las personas tomando medidas simples pero muy efectivas en la lucha contra el dengue.

Dengue cuáles son sus síntomas

Puede causar síntomas de todo tipo: fiebre, dolores de cabeza y cuerpo, sarpullidos. En casos de mayor gravedad, el paciente puede sufrir hemorragia profusa y shock que puede deparar en la muerte.

El dengue, puede causar síntomas muy variados entre ellos: fiebre, dolores de cabeza y cuerpo, sarpullidos. En casos de mayor gravedad, el paciente puede sufrir hemorragia profusa y shock que puede deparar en la muerte.

¿El Aedes aegypti pica sólo debajo de la rodilla?

El mito de que el mosquito transmisor solo pica debajo de las rodillas. Y es que como son de vuelo bajo, al estar parada una persona, lo más frecuente es que pique en la zona de la pierna. Sin embargo, no hay nada que indique que esto es únicamente así, por lo que la recomendación es ponerse repelente en todo el cuerpo.

El mito de que el mosquito transmisor solo pica debajo de las rodillas es eso, sólo un mito. En la foto, el lugar de las picadura hablan por si sólas.

Otros artículos

Últimos Articulos