domingo, julio 21, 2024

Regístrate aquí

Descubriendo los orígenes de las vitaminas y sus múltiples indicaciones

La historia de la relación entre la alimentación y la salud es tan antigua como la humanidad misma. Desde tiempos inmemoriales, hemos reconocido intuitivamente que lo que comemos tiene un impacto directo en nuestro bienestar. Sin embargo, fue solo con el advenimiento de la investigación moderna que comenzamos a comprender realmente los complejos mecanismos detrás de esta conexión vital.

Los primeros pasos de la nutrición

La investigación moderna sobre nutrición, impulsada por los avances en química, física y biología, ha tardado miles de años en desarrollarse. Se inició con los primeros experimentos sobre el elemento nitrógeno, descubierto en 1772. Este descubrimiento planteó preguntas fundamentales sobre cómo los componentes básicos de los alimentos afectan la salud humana y animal.

En 1839, el químico holandés Gerardus Mulder propuso la existencia de las proteínas, marcando un hito en nuestra comprensión de la nutrición. Durante décadas, se consideró que las proteínas eran el único nutriente esencial para la salud humana, a pesar de la evidencia creciente de los beneficios de otros alimentos como frutas, verduras y lácteos.

A la derecha, el químico holandés Gerardus Mulder que propuso la existencia de las proteínas. Durante décadas, se consideró que las proteínas eran el único nutriente esencial.
El Despertar de la Ciencia: El Descubrimiento de las Vitaminas

El mundo cambió con el surgimiento del beriberi, una enfermedad que afectaba a los marineros durante largas travesías. El médico naval japonés Kanehiro Takaki y el médico del ejército holandés Christiaan Eijkman desempeñaron roles cruciales en la comprensión de esta enfermedad y su relación con la dieta.

En el contexto de las naves de guerra, el médico naval japonés Kanehiro Takaki ( foto de la derecha) identificó una disminución en las capacidades motoras de los marineros debido a deficiencias nutricionales, lo que desencadenaba casos de beriberi.

Fue el químico polaco Casimir Funk quien dio un paso audaz al proponer la existencia de un nuevo compuesto esencial: las vitaminas. Funk demostró que la enfermedad podía estar relacionada con deficiencias nutricionales y sugirió que estas deficiencias podrían curarse mediante la ingesta adecuada de compuestos vitamínicos.

“A la derecha, el químico polaco Casimir Funk dio un paso audaz al proponer la existencia de un nuevo compuesto esencial: las vitaminas. A la izquierda, se observan radiografías de pacientes afectados por raquitismo debido a la carencia de vitamina D.
La Importancia de Cada Vitamina: Fundamentos para la Salud Humana

El descubrimiento de las vitaminas revolucionó la ciencia al sugerir que las enfermedades podrían prevenirse y tratarse con una dieta adecuada. Desde entonces, hemos identificado numerosas vitaminas esenciales, cada una con su propio papel crucial en el mantenimiento de la salud humana.

Las vitaminas liposolubles, como la A, D, E y K, desempeñan roles fundamentales en el desarrollo óseo, la salud de la piel y la coagulación sanguínea. Por otro lado, las vitaminas hidrosolubles, como la vitamina C y las del complejo B, son vitales para la función inmunológica, la producción de energía y el mantenimiento del sistema nervioso.

Las vitaminas liposolubles (A, D, E y K) son clave para huesos, piel y coagulación, mientras que las hidrosolubles (C y del complejo B) son esenciales para la inmunidad, energía y sistema nervioso.
El futuro de la nutrición: avances continuos en la ciencia

Como farmacéuticos y profesionales de la salud, es fundamental comprender la importancia de las vitaminas y cómo pueden afectar la salud de nuestros clientes. Al asesorar sobre suplementos vitamínicos y hábitos alimenticios saludables, podemos desempeñar un papel crucial en el cuidado preventivo y el bienestar general de la comunidad.

Farmacéuticos y profesionales de la salud deben entender la importancia de las vitaminas para la salud. Al aconsejar sobre suplementos y alimentación, contribuimos al bienestar de la comunidad.
Guía de Vitaminas Esenciales para una Salud Óptima

Hay un total de 14 vitaminas esenciales, cada una cumple una función única y vital para mantenernos saludables y enérgicos. A continuación, desglosamos la importancia de cada vitamina:

Vitamina A:
Es fundamental para mantener una piel, dientes y mucosas saludables, así como para la salud ósea y de los tejidos blandos.
Vitamina B1 (Tiamina):
Importante para convertir los carbohidratos en energía y para el funcionamiento del corazón y el sistema nervioso.
Vitamina B2 (Riboflavina):
Necesaria para el crecimiento corporal y la producción de glóbulos rojos.
Vitamina B3 (Niacina):
Importante para mantener la salud de la piel y los nervios, y en dosis altas puede ayudar a reducir el colesterol.
Vitamina B5 (Ácido Pantoténico):
Esencial para el metabolismo de los alimentos y la producción de hormonas.
Vitamina B6 (Piridoxina):
Además de su papel en la formación de glóbulos rojos y el mantenimiento del sistema nervioso, la vitamina B6 participa en numerosas reacciones químicas del cuerpo, especialmente en la descomposición de las proteínas.
Vitamina B7 (Biotina):
Esencial para el metabolismo de proteínas y carbohidratos, así como para la producción de hormonas y colesterol.
Vitamina B9 (Folato o Ácido Fólico):
Crucial durante el embarazo para prevenir defectos congénitos y necesario para la producción de ADN y el crecimiento celular. Diversos estudios lo señalan como un protector renal.
Vitamina B12:
Esta vitamina del complejo B es esencial para el metabolismo y contribuye a la formación de glóbulos rojos y al funcionamiento adecuado del sistema nervioso central.
Vitamina C (Ácido Ascórbico):
Es un antioxidante crucial para la salud de las encías y los dientes, y es esencial para la absorción de hierro y la cicatrización de heridas. Entre otros beneficios, estudios la señalan para mejorar y/o proteger frente a ciertas condiciones respiratorias.
Vitamina D:
Apodada “la vitamina del sol”, desempeña un papel fundamental en la absorción del calcio y el fósforo, necesarios para la salud ósea y dental, así como para mantener los niveles adecuados de estos minerales en la sangre.
Vitamina E:
Actúa como antioxidante y ayuda en la formación de glóbulos rojos, así como en la utilización de la vitamina K.
Vitamina K:
Esencial para la coagulación sanguínea y posiblemente para la salud ósea, su papel en estos procesos es crucial.
Colina y Carnitina:
Aunque no son vitaminas en sí, son fundamentales para el funcionamiento normal del cerebro y el sistema nervioso, así como para la conversión de ácidos grasos en energía.Vitamina A: Es fundamental para mantener una piel, dientes y mucosas saludables, así como para la salud ósea y de los tejidos blandos.
Descubre las múltiples vitaminas: dónde encontrarlas y sus beneficios para la salud.
Recomendación en la farmacia

Es esencial recordar a nuestros clientes la importancia de mantener una dieta equilibrada y variada para garantizar un adecuado suministro de estas vitaminas esenciales. En resumen, el farmacéutico debería proporcionar orientación personalizada sobre la ingesta de vitaminas basada en la situación individual del cliente y fomentar decisiones informadas y saludables.

Otros artículos

Últimos Articulos