lunes, mayo 20, 2024

Regístrate aquí

¿A que no lo sabes?

La reina infiel decapitada…

Eso sí, pero bien peinada. La quinta esposa de Enrique VIII de Inglaterra, Catalina Howard, tras ser condenada a muerte, acusada de infelidad por su esposo, tuvo la frivolidad de ensayar la ceremonia de decapitación el día anterior a su ejecución, haciendo incluso que participara el verdugo armado de su hacha.

El origen de “No te pases de la raya”.

A inicios del boxeo no se contaba con un cuadrilátero y existían dos modos para el combate. En el primero se marcaba una raya de tiza en el suelo. Los contendientes no podían traspasar la raya. La segunda modalidad era el combate dentro de un círculo (ring en inglés) con tiza, de allí el “Ring” de box.

Edison desde niño un genio con problemas.

El gran inventor, padre de la bombilla eléctrica, el gramófono, y más de otros 1,000 inventos, durante su infancia resultó un incomprendido. Sus profesores lo echaron del colegio porque según afirmaban: “Carecía de capacidad de aprendizaje”.

El síndrome del “Hombre Salvaje” se da en Papúa Nueva Guinea.

Se presenta en hombres de 30 a 35 años que empiezan a hablar de forma inconexa. La población grita que se transformó en un hombre salvaje, lo rodean y simulan que le temen. Finalmente, el hombre se marcha a la selva mientras comete pequeños robos. Las cosas robadas las desperdiga por la selva. A la semana regresa a su casa como si nada hubiera sucedido.

Una novela de TV y la tregua diaria.

Durante la terrible Guerra en Bosnia y Herzegovina entre 1992-1995, existía todos los días un alto al fuego durante la transmisión de la telenovela venezolana Kassandra. Crease o no, la realidad supera la ficción.

Por terco se ahogó.

El luchador turco Yusuf Ismael, regresaba a su país en barco, tras una exitosa gira. El barco en que viajaba naufragó. Todos los pasajeros pudieron alcanzar los botes salvavidas nadando, menos Yusuf que murió ahogado al no querer despegarse de los cinturones de campeón que había conquistado.

¿Agüitas a mi?…

En 1931, el renombrado y muy popular novelista inglés Arnold Bennet (enemigo de Virginia Woolf) quiso demostrar que el agua de París no era la razón de las numerosas muertes por tifoidea. Así que ni corto ni perezoso bebió esa agua y… se murió de tifus.

Más loco que una cabra…

Menelik II, emperador de Etiopía, compró tres sillas eléctricas que nunca utilizó pues en Abisinia no había electricidad, utilizándolas al final como trono. Sufrió un ataque de apoplejía y estaba convencido que sanaría tragando páginas de la Biblia como el ”Libro de los Reyes”. Murió en 1913, mientras intentaba comerse otra página del Santo Libro.

El soberbio árbol de “El Principito”.

El Baobab o Adansonia procede de África, no es un árbol bello, pues no tiene follaje ni flores ni frutos. Pueden vivir aproximadamente 3.000 años. La leyenda dice que era un árbol tan vanidoso que por ello los dioses lo castigaron y lo voltearon dejando las raíces en vez de ramas. Es muy feo pero, Antoine de Saint-Exupéry, lo incluyó en su libro “El Principito”.

Cuando la manzana apesta…

Cuando una manzana está suficientemente madura desprende gases de etileno que entran en contacto con las demás, acelerando así su propio proceso de maduración. Por ello, una manzana podrida malogra a las demás.

¡Consiguió que su conejo votara en las elecciones!

Jane Balogh, una ingeniosa y contestataria abuelita norteamericana residente en la ciudad de Seattle, logró demostrar que los mecanismos electorales norteamericanos son un desastre. Lo primero fue colocar a nombre de su conejo, Duncan M. Mac-donald, la factura de su teléfono. Luego, utilizando la factura telefónica como identificación, inscribió a la mascota en la planilla para electores. Duncan votó por correo en las elecciones de septiembre y noviembre del 2006 y en las de marzo del 2007.

Qué sucede si pasas por debajo de una escalera… ¿supersticioso yo?

Para colocar la horca en el cadalso, se requería de una escalera que permitiese fijar la soga de un madero atravesado, así como para retirar luego el cadáver del ejecutado. Al pasar por debajo de la escalera se estaba en contacto directo con el cadáver colgando. De allí el miedo de pasar por debajo de las escaleras.

El rey apestoso…

Enrique IV de Francia odiaba bañarse y era tan, pero tan, sucio que olía a mil demonios. A tal punto, que en su noche de bodas su esposa se desmayó por la pestilencia emanada desde el cuerpo de su amado.

Llanto de Cocodrilo.

Los ojos de los cocodrilos necesitan estar siempre húmedos, sus glándulas segregan lágrimas para humedecer el ojo. Estas glándulas lacrimales se encuentran ubicadas muy cerca de las salivales y, por tanto, se estimulan ambas cuando come. De allí lo de “Lágrimas de Cocodrilo”.

Otros artículos

Últimos Articulos