sábado, mayo 18, 2024

Regístrate aquí

Mala salud dental y Alzheimer

Una investigación publicada en la revista médica Neurology de la Academia Americana de Neurología, revela que un debido cuidado de nuestra salud dental influye favorablemente en nuestra salud cerebral. Otro serio estudios en EE.UU. a 6,000 pacientes durante 26 años, apuntan en la misma dirección.

Si bien el estudio de Neurology no demuestra enfáticamente que la enfermedad de las encías o la pérdida de dientes ocasionen el Alzheimer, sí establece un interesante vínculo entre ambos aspectos.

La investigación, liderada por Satoshi Yamaguchi de la Universidad de Tohoku, Japón, se enfocó en la relación que existe entre la enfermedad de las encías, la pérdida de dientes y el encogimiento cerebral en el hipocampo, una región cerebral que tiene mucho que ver con la memoria y la enfermedad de Alzheimer.

“La enfermedad de las encías, que es una inflamación del tejido que rodea los dientes y puede aflojarlos, es algo muy común, y nuestro estudio descubrió que estas afecciones pueden desempeñar un papel en la salud del área cerebral que controla el pensamiento y la memoria, dando a la gente otra razón para cuidar mejor sus dientes”, manifestó Yamaguchi.

A la izquierda un cerebro normal y a la derecha un cerebro con Alzheimer cuyo tamaño se ha reducido producto de la enfermedad.

Los investigadores analizaron a 172 personas con una edad media de 67 años. Se les realizaron exámenes dentales, pruebas de memoria y escáneres cerebrales para medir el volumen del hipocampo al inicio del estudio y cuatro años más tarde, y los resultados mostraron una conexión significativa entre la salud dental y la salud cerebral.

La enfermedad de las encías resultó estar relacionada con cambios en el hipocampo izquierdo del cerebro. Los participantes con un padecimiento periodontal leve que tenían menos dientes, experimentaron un ritmo más rápido de encogimiento cerebral, mientras que aquellos con un padecimiento periodontal grave, mostraron un ritmo más acelerado de concentración cerebral mientras más dientes tenían.

Dentadura de paciente con periodontitis con evidente retracción de la encía.

Además, el estudio exhibió otro resultado sorprendente: un diente menos debido a la enfermedad periodontal leve equivalía a casi un año de envejecimiento cerebral, mientras que un diente más debido a la enfermedad periodontal grave equivalía a 1,3 años de envejecimiento cerebral.

Ante los datos expuestos, el profesor Satoshi Yamaguchi señaló que es muy importante cuidar nuestra salud dental para proteger la salud cerebral, y que no se trata solo de conservar los dientes sino de mantenerlos sanos. “Los hallazgos sugieren que conservar los dientes con enfermedad grave de las encías está asociado con la atrofia cerebral. Controlar la progresión de la enfermedad de las encías mediante visitas regulares al dentista es crucial, y si el mal está avanzado es mejor que las piezas dentales se extraigan y sean sustituidas por prótesis adecuadas”, agregó.

“Se requiere controlar la progresión de la enfermedad de las encías mediante visitas regulares al dentista es crucial, y si el mal está avanzado es mejor que las piezas dentales se extraigan y sean sustituidas por prótesis adecuadas”

Si bien este estudio ofrece información valiosa, los expertos aseguran que es necesario investigar más a fondo y con grupos más amplios de personas para comprender mejor esta conexión entre la salud dental y el volumen cerebral.

Por su lado, el estudio del NIA tomó como punto de partida el estudio de la National Health and Nutrition Examination Survey (NHANES). Se trata de una investigación de 26 años que se hace con el impulso de CDC, la agencia de salud pública de Estados Unidos.

Esta investigación, tuvo el propósito de analizar si la enfermedad de las encías y las infecciones con bacterias orales se relacionan con diagnósticos de demencia y con muertes por este motivo. Para ello, se accedió también a datos del Medicare, un programa de salud pública para mayores de 65 años, y del National Death Index. En total, en este estudio participaron más de 6.000 personas y los resultados son sorprendentes.

Mientras tanto, es recomendable mantener una buena higiene dental y consultar periódicamente con un profesional de la salud especializado, ya que cuidar nuestros dientes es una forma adicional de mantener en buen estado nuestra salud cerebral y disfrutar de una vida plena en todos los sentidos.

Durante 26 años se estudió a 6.000 pacientes respecto a la relación de la enfermedad dental y el Alzheimer.

Otros artículos

Últimos Articulos