sábado, mayo 18, 2024

Regístrate aquí

Detección de melanomas el: ABCDE

La exploración habitual de los lunares y el control de la exposición al sol, son los principales factores para prevenir la aparición de problemas en la piel. 

Explorar los lunares resulta fundamental, estos pueden ser congénitos o aparecer a lo largo de la vida. Así mismo, el sol es uno de los factores que inciden en su cambio de estado.

En tal sentido, es importante conocer cuando un lunar o nevus, puede evolucionar hacia un melanoma y en tal caso, acudir al especialista en busca de un diagnóstico adecuado.

Existe el A-B-C-D-E  como regla general (ver foto). Siempre que un lunar cumpla una de las siguientes características, se debe consultar rápidamente con el dermatólogo:

  • Asimetría en alguno de sus ejes.
  • Bordes irregulares.
  • Color variado, no uniforme.
  • Diámetro mayor de 6 mm.
  • Evolución, si se detecta que uno de los lunares cambia.
El ABCDE permite una idea de la diferencia entre lunares benignos y malignos.

Por lo tanto, si se detecta en la piel un lunar o mancha con una o varias de estas características es importante acudir rápidamente al dermatólogo, quien podrá realizar un examen detallado.

El melanoma supone tan sólo el 2% de todos los cánceres, (aproximadamente 100.000 nuevos casos en el mundo cada año). La incidencia aumentó en los últimos 20 años, sobre todo por la tendencia de manera más habitual y despreocupada al sol.

A pesar de que representa un porcentaje reducido sobre el total de cánceres cutáneos, su tasa de mortalidad es una de las más altas, en muchas ocasiones provocada por una detección tardía. En cambio, un diagnóstico precoz y un tratamiento temprano permiten aumentar los índices de curación.

Por otro lado, los factores de riesgo habituales asociados al melanoma son:

  • Edad: aunque puede aparecer a lo largo de la vida, es frecuente entre los 30 y 60 años.
  • Sexo: más frecuente en la mujer aunque tiene mejor pronóstico.
  • Raza y fenotipo: frecuente en la raza blanca y en personas con piel blanca o pecosa, pelo rubio o pelirrojo, ojos claros y alta sensibilidad a la radiación solar.
  • Herencia: alrededor de 1 de cada 10 personas con melanoma tiene antecedentes familiares del mismo.
  • Lunares: el riesgo de aparición de un melanoma está en relación tanto con el Nº de nevus (>50 nevus) así como con sus características (nevus atípicos y nevus congénitos gigantes).
  • Radiación solar: aumentan el riesgo las exposiciones solares agudas, intermitentes y reiteradas. Mas aun cuando producen quemaduras en la infancia o adolescencia.

Otros artículos

Últimos Articulos