sábado, mayo 18, 2024

Regístrate aquí

Cada 10 minutos muere alguien por rabia

Cada 10 minutos un animal con rabia mata a una persona en el mundo. Ello significa la terrible muerte de más de 55,000 víctimas al año, sobre todo en países en vías de desarrollo. El 8 de septiembre es el día mundial de la rabia, como una iniciativa de la OMS/OPS en la promoción de la prevención y el control de la misma en los animales.  Una lucha, iniciada en 1885 por Luis Pasteur con su vacuna.

La Rabia debe tratarse con urgencia, de lo contrario conduce a la muerte. Una vez que aparecen los síntomas no queda posibilidad de tratamiento. La misma está presente en todos los continentes, excepto en la Antártida. Más del 95% de las muertes humanas se registran en Asia o en África.

En el Paraguay, el último caso de rabia humana se registró en el año 2004, en el Municipio de Iturbe, Departamento del Guairá.

En lo que respecta a rabia canina, los últimos casos se registraron en el:

  • 2009, en la región Oriental, en la localidad de Torin, departamento de Caaguazú.
  • 2015, en la región Occidental, en el departamento de Boquerón.
  • 2020, en el departamento Central, en la ciudad de Mariano Roque Alonso.

Sin embargo, la casi inexistencia de casos no garantiza la desaparición viral, lo que hace mandatorio la continuidad de campañas nacionales de vacunación antirrábica canina y la atención adecuada de las personas en riesgo.

Luis Pasteur y el primer vacunado

La oportunidad de demostrar Luis Pasteur sus investigaciones, le llegó el 6 de julio de 1885, ya que se presentaron en el pequeño laboratorio que tenía en la parisina calle de Ulm, tres personas a las que un perro rabioso había mordido en un pueblo de Alsacia.

Luis Pasteur, en tareas de investigación en su pequeño y primer laboratorio en la parisina calles de Ulm.

Entre las víctimas mordidas por el perro con rabia, se encontraba Josef Meister, un pastor de 9 años de edad cuyas piernas, muslos y manos presentaban profundas así como numerosas mordeduras.

El científico, en colaboración con Émile Roux, llevaba tiempo trabajando en el desarrollo de una vacuna contra la rabia, pero hasta entonces, solo había sido probada en animales y como la vacuna no estaba autorizada oficialmente, se arriesgaba a serios problemas.

Josef Meister, un pastor de 9 años de edad, fue la primera persona en ser vacunada contra la rabia por Louis Pasteur, y la primera persona en resistir con éxito a la infección. Anecdóticamente cabe mencionar, que luego se quedó trabajando en el Instituto Pasteur como guardián hasta el día de su muerte a los 64 años, (ver foto de abajo).

Sin embargo, Pasteur horrorizado por las heridas del niño, inoculó a Joseph con la nueva vacuna, preparada a partir de los tejidos espinales de un conejo que acababa de morir de rabia.

De los tres pacientes a los que atendió, el único que logró sobrevivir fue el pequeño Josef, a quien estuvo suministrando el compuesto durante diez días. Pasado este tiempo vio que había hecho efecto y que el niño estaba fuera de peligro.

El primer vacunado en el mundo

Como curiosidad, cabe mencionar que aquél niño, Josef Meister, se quedó trabajando en el Instituto Pasteur como guardián hasta el día de su muerte a los 64 años. Ello ocurrió el 24 de junio de 1940, cuando los nazis irrumpieron violentamente en el Instituto Pasteur durante la invasión a Francia.

En la foto y ya de adulto, se ve a Josef Meister ingresando al Instituto Pasteur. Cuando niño, fue la primera persona en ser vacunada contra la rabia.
Actual situación de la rabia

En Asia o en África, la rabia es una de las enfermedades tropicales que afecta principalmente a poblaciones vulnerables que viven en zonas rurales remotas, donde ocurren el 80% de los casos humanos.

Aunque hay inmunoglobulinas y vacunas para el ser humano que son eficaces, las personas que las necesitan no tienen fácil acceso a ellas. En general, las muertes causadas por la rabia raramente se notifican, y los niños de 5 a 14 años son víctimas frecuentes.

El costo medio de la profilaxis postexposición, que es de alrededor de US$ 40 en África y de US$ 49 en Asia, regiones donde el ingreso diario medio es de US$ 1-2 por persona, resulta extremadamente elevado para las poblaciones pobres. Se estima que el costo generado por esta enfermedad asciende a US$ 8,600 millones al año.

Otros artículos

Últimos Articulos