sábado, mayo 18, 2024

Regístrate aquí

¿Cómo se inventó la crema dental?

Diferentes nombres una misma finalidad

Tiene diferentes nombres, entre otros: dentífrico, crema dental, pasta de dientes o pasta dental. Basta con presionar el tubo y ahí está lo necesario para lavar y proteger la dentadura; sin embargo, no siempre fue así. A lo largo de miles de años los seres humanos se las ingeniaron buscando la misma finalidad; aquí la historia de su evolución.

Origen de la pasta dental

Hay que remontarse 4.000 años para conocer la primera evidencia conocida de la pasta dental la cual se encuentra en un manuscrito egipcio del siglo IV a.C. Entonces era muestra de pertenecer a la alta sociedad mantener los dientes blancos y limpios.

Es así que, en el antiguo Egipto, los dentistas sabían de lo desastroso que significaba una dentadura descuidada. Por ello, había mejunjes de todo tipo, entre estos figuraba el lavado dental después de las comidas. Aquella pasta dental estaba compuesta por: pimienta, polvo de sal, iris, hojas de menta y flores que le otorgaban un fuerte olor y sabor. También podían incluirle mirra, cáscara de huevo machacada, uñas de buey y piedra pómez.

En el antiguo Egipto, los dentistas sabían de lo desastroso que significaba una dentadura descuidada. Por ello, había mejunjes de todo tipo, entre estos figuraba el lavado dental después de las comidas.

En Persia, aproximadamente en el año 550 a. C., era costumbre común limpiarse los dientes. La limpieza de la boca no era algo ajeno al aseo del cuerpo. Aquellos persas, procesaban una mezcla de tintura y agua boratada que era aplicada con un pincel sobre sus dentaduras, así como en las encías. Era una manera de cubrir cada espacio de la boca.

Los persas, procesaban una mezcla de tintura y agua boratada que era aplicada con un pincel sobre sus dentaduras.

El geógrafo e historiador griego Estrabón (63 a.C. – 19 a. C.), describió en uno de sus libros cómo los íberos se enjuagaban la boca con orina con la finalidad de cuidar la firmeza de sus dientes. Esta costumbre era también practicada por los celtas y pueblos desde los germánicos hasta los que llegaban hasta Siberia.

Cabe mencionar que la orina contiene amoniaco sustancia que contribuiría a conservar la dentadura. En la antigua Grecia, los griegos también utilizaban la orina humana como dentífrico. En alguna de sus obras, el naturalista del siglo I, Plinio el Viejo (23- 79 a. C.), aseguraba que no había nada mejor contra las caries.

Es más, en la antigua Roma vendían frascos de orina de la provincia de Lusitania porque tenía fama de ser la más fuerte y efectiva. A modo de primitiva crema dental, restregaban los dientes empapando en ella un pequeño algodón para limpiar dientes.

En la antigua Grecia, los griegos también utilizaban la orina humana como dentífrico.

En China, alrededor del siglo VI inventaron el cepillo de dientes. Inicialmente utilizaban huesos y espinas de pescados para limpiar la dentadura. Algo primitivo pero que forma parte de la historia de la pasta de dientes.

Alrededor del siglo VI, los chinos inventaron el cepillo de dientes.

Quién inventó la pasta dental

En el siglo I, hace 2.000 años, Escribonius Largus, inventó la pasta de dientes. Su fórmula era una mezcla de vinagre, sal, miel y cristal machacado.

Escribonius era el médico del emperador Claudio y escribió un tratado relacionado a la composición de diversos medicamentos, describiendo más de trescientas fórmulas. Muchas de ellas utilizadas posteriormente y tras más de 100 años, por Galeno de Pérgamo.

Escribonius era el médico del emperador Claudio y escribió un tratado relacionado a la composición de diversos medicamentos,

Evolución de la pasta dental

En la Edad Media las personas no tenían costumbre de limpiarse los dientes. Esta tarea la dejaban en manos de los “dentistas” y no como iniciativa personal. En esa época, los “maestros” encargados de curar dientes y sacar muelas contaban con instrumentos para eliminar el sarro y aplicar diversos polvos.

En la Edad Media las personas no tenían costumbre de limpiarse los dientes. Esta tarea la dejaban en manos de los “dentistas” y no como iniciativa personal

En el año 1557, el cronista de Indias y misionero Bernardino de Sahagún (1500 -1590) describe como los Mayas utilizaban sustancias de origen animal y vegetal para el aseo de los dientes. En su descripción, Bernardino de Sahagún, menciona un chicle negro, utilizado, entre otros fines para limpiar y blanquear los dientes.

Los Mayas utilizaban sustancias de origen animal y vegetal para el aseo de los dientes.

Por su lado, antes del cepillo inventado por los chinos, se utilizaba como cepillo la ramita de areca. Una planta de palma, cuya nuez era a su vez un excelente dentífrico. La areca fue aprovechada en Oriente y de ella producían una crema dental mezclándola con hojas del betel, así como conchas de moluscos. Así obtenían, un chicle masticable que mantenía los dientes limpios, blancos y relucientes, y alejaba el mal aliento. Es más, las japonesas soplaban frente a un espejo para oler la calidad de su aliento.

En Oriente producían un chicle que mantenía los dientes limpios, blancos y relucientes, y alejaba el mal aliento. Es más, las japonesas soplaban frente a un espejo para oler la calidad de su aliento.

Historia de la pasta dental moderna

Las pastas dentales modernas aparecen a partir del siglo XVIII. En el año 1842, el dentista Peabody, añadió una clase de jabón a cierta pasta dental. A partir de entonces la evolución de la crema dental fue mejorando.

En el año 1850, John Harris incluyó un nuevo componente, la tiza. En el año 1873, Colgate produjo el primer dentífrico que se lanzó al mercado. Su presentación era en polvo y envasado en un frasco de vidrio. Todo un cambio dentro de la historia de la crema dental.

En el año 1873, Colgate produjo el primer dentífrico que se lanzó al mercado. Su presentación era en polvo y envasado en un frasco de vidrio.

En 1892, el Doctor Washington Sheffield Wentworth (1827 – 1897), un farmacéutico y cirujano dental, inventó la primera pasta dental como es conocida hoy. Es decir, dentro de un tubo plegable. El Dr. Sheffield bautizó su pasta dentífrica con el nombre de Creme Dentifrice.

En realidad, la idea fue de su hijo Lucius, aficionado a la pintura, que viendo lo práctico de los envases de los oleos con que pintaba fue el precursor del primer tubo de pasta dental. En el año 1896, la empresa Colgate Dental Cream, al ver la practicidad e higiene de este método, copió el sistema del Dr. Sheffield y comenzó también a envasar su pasta de dientes en tubos plegables.

En 1892, el Doctor Washington Sheffield Wentworth (1827-1897), un farmacéutico y cirujano dental, inventó la primera pasta dental como es conocida hoy. Es decir, dentro de un tubo plegable. El Dr. Sheffield bautizó su pasta dentífrica con el nombre de “Creme Dentifrice”.

Después de la Segunda Guerra Mundial, los progresos logrados con detergentes sintéticos propiciaron la sustitución del jabón utilizado en la pasta dental por agentes emulsionantes como el ricinoleato sódio y el laurilsulfato de sodio.

Llegado el siglo XX, en el año 1901, el dentista norteamericano, Frederick McKay, inició una investigación con el flúor contra las manchas de café y otros alimentos que sus pacientes mantenían en sus dientes. En 1909, se unió a la investigación el Dr. G.V. Black. En el año 1914, consiguen encontrar la fórmula adecuada y nace la primera pasta de dientes fluorada.

En el año 1901, Frederick McKay, inició una investigación con el flúor contra las manchas de café y otros alimentos que sus pacientes mantenían en sus dientes.

A partir de ese momento la evolución tecnológica y científica de las pastas de dientes permite que en hoy exista una amplísima gama de productos para la higiene dental. Existen de todos los colores, textura, sabores, precios y modo de presentación. La pasta de dientes actual es una receta sencilla:

  • Polvo de tiza para pulir la dentadura.
  • Detergente espumoso para limpiarla.
  • El fluoruro, un producto químico para conservar los dientes.
  • Una sustancia gelatinosa hecha de algas para unir los ingredientes.
  • Esencias para dar sabor agradable al conjunto.
  • Desinfectante germicida.
Existen pasta de dientes de todos los colores, textura, sabores, precios y modo de presentación. La pasta de dientes actual es una receta sencilla.

La pasta dentífrica experimentó muchos cambios a lo largo de la historia. Algunos un poco extraños. En los años 1960, hubo pasta de dientes roja conseguida mediante tintura de cochinilla que se llamó El Torero, cuya particularidad resultó enrojecer las encías y resaltar por contraste el blanco de los dientes.

Otros artículos

Últimos Articulos